Parque Nacional de las Tablas de Daimiel

Tablas de Daimiel

El Parque Nacional de las Tablas de Daimiel alberga un humedal. Este tipo de ecosistemas es llamado tablas fluviales y por su importancia, el área fue nombrada como Parque Nacional de España en 1973, para de esta manera brindarle el cuidado que amerita y el conocimiento a los ciudadanos respecto al valor que deben tener estas zonas que sirven de hábitat para tantas especies.

Historia e importancia del Parque Nacional de las Tablas de Daimiel

El lugar le ha servido por años a fanáticos de la caza de aves, debido a que en las Tablas de Daimiel, como en otros ecosistemas similares, se encuentra una gran variedad de avifauna reposando en sus aguas y entorno. Hay evidencias de que desde 1870 aproximadamente esta práctica se ha llevado a cabo.

Lamentablemente, los abusos del hombre a la naturaleza continuaron por años. Desde 1956 a 1973 tuvo vigencia la Ley de Desecación de márgenes del Cigüela, Záncara y Guadiana, ríos de los que proviene el agua de las Tablas, la  cual permitía la explotación de la zona, de continuar con esta ley en vigencia pudo haberse acabado con esta reserva natural. Los trabajos de desecación comenzaron a llamar la atención de científicos y expertos que conocían el valor en fauna y flora que este suponía, sin embargo, las obras continuaron por un tiempo más.

Las Tablas de Daimiel

Más adelante, se crea un movimiento apoyado por muchos y respaldado por el Instituto Nacional para la Conservación de la Naturaleza (ICONA), mostrando el descontento con los hechos ocurridos, el gobierno detuvo las obras para declarar en 1973 a las Tablas de Daimiel como Parque Nacional.

Para el año 2009 se abre un expediente por parte de la Comisión Europea por sobreexplotación de acuíferos en las Tablas. Asimismo, la UNESCO recibió denuncias de organizaciones como Greenpeace y SEO Birdlife en las que se alegaba que el territorio estaba perdiendo los dotes por los que se le había otorgado años atrás el título de Reserva de la Biosfera, presentando altos niveles de degradación.

Todo el valor de la zona corresponde a que el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel es el último en su tipo, su riqueza es parte de la unión de opuestos, agua salada proveniente del Cigüela y agua dulce del Guadiana, lo que permite una variedad ecológica maravillosa.

Características

Fauna

La fauna en las Tablas es amplia y variada, aunque predominan las especies acuáticas y las aves. Algunas de ellas durante todo el año, otras por temporada. Los somormujos, garzas, patos y rálidos se pueden presenciar durante todo el año. En primavera y verano se acercan especies para anidar, en otoño e invierno se ven desde aguiluchos laguneros hasta grullas. También habitan mamíferos, peces, anfibios y reptiles.

Flora

Con una variedad de algas carofitas gracias a la salinidad de sus aguas, también hay marjales de carrizo. El agua dulce favorece la masiega y en general predomina la vegetación palustre.

Actividades

El Parque Nacional de las Tablas de Daimiel abre las posibilidades del ecoturismo, con la práctica de birdwatching, actividad que te acerca a las especies desde un punto en que no se les perturbe. También se ofrecen visitas guiadas, desde senderismo hasta paseos en 4×4, aunque hay otras enfocadas a la cultura, aprendizaje y conocimiento de la historia del lugar.

Hay variedad de restaurantes y alojamientos cercanos que te permiten la posibilidad de disfrutar de las Tablas por más de un día, además de incursionar en actividades como kayak o buceo, entre otras disponibles, que prometen diversión en conjunto con horas de conexión con la naturaleza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.