Parque Nacional de los Picos de Europa

Picos de Europa

En el Parque Nacional de los Picos de Europa parece que el tiempo se detuvo, pues todo parece estar virgen, como si el lugar se hubiese creado ayer, con una espléndida belleza, máxima atracción que puedan tener los escaladores, caminantes y amantes de la naturaleza.

Sus paisajes espectaculares se reparten entre los tres macizos montañosos, cuyas alturas superan los 3.600 msnm separados por apenas 15 kilómetros del mar, y lo convierten en una de las reservas naturales más visitadas de España.

Características Parque Nacional de los Picos de Europa

Ubicado en la cordillera Cantábrica, el Parque Nacional de los Picos de Europa ocupa un área de más de 67.450 hectáreas, que se reparten entre las provincias de Asturias, Cantabria y León.

La mayor altura del parque se eleva a unos 2.650 msnm, que es el pico de Torrecerredo, mientras que la más baja está a 75 metros del nivel del mar, en el río Deva, lo que significa un desnivel de 2.575 m.

En el Parque Nacional de Picos de Europa habitan 4.600 pobladores que se distribuyen hacia el norte y el sur de la cordillera, y representan una densidad de 14,06 habitantes por kilómetro cuadrado.

Alfonso XIII fue quien declaró el macizo occidental como Parque Nacional el 22 de julio de 1918, como Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, convirtiéndolo en el primer sitio protegido de España.

Contaba en ese entonces con 16.925 hectáreas; en mayo de 1995 fue ampliado su territorio a 64.660 hectáreas, y en diciembre de 2014 nuevamente fue ampliado hasta las 67.455 hectáreas que posee en la actualidad. ​

Parque Nacional de los Picos de Europa

La extensión del parque ocupa los municipios leoneses de Posada de Valdeón y Oseja de Sajambre; los asturianos de Cabrales, Amieva, Onís, Cangas de Onís, Peñamellera Alta y Peñamellera Baja y los cántabros de Cillorigo de Liébana, Camaleño y Tresviso.

La calidad de sus paisajes ha hecho del Parque Nacional de los Picos de Europa un territorio reconocido con figuras de protección, como son Lugar de Interés Comunitario, LIC, Zona de Especial Protección para las Aves, ZEPA y Reserva de la Biosfera desde 2003.

Hidrología

Tanto el hielo como el agua han sido determinantes para la formación del paisaje de los Picos de Europa, y han conformado una orografía muy singular y diversa, donde destacan la vertiente norte de los ríos Cares, Dobra y Sella, que se conducen hacia el mar en un recorrido corto de 10 kilómetros pero que tienen más de 1.000 metros de pendiente.

Fauna

La fauna del Parque Nacional de Picos de Europa está representada por las especies características del norte de Europa y del territorio mediterráneo.

Entre las singularidades de este parque está la cría de rebeco pirenaico o gamuza, animales de costumbres sociales que se movilizan en grupos para buscar los pastos de montaña.  

Además, destaca la presencia de reptiles, anfibios, aves, de las cuales han sido observadas alrededor de 170 especies, y mamíferos, como osos pardos, jabalíes, gatos monteses, lobos, corzos, armiños, nutrias, comadrejas, etc.

Otras especies que son propias de esta zona y que están presentes en el Parque Nacional de Picos de Europa son el lobo ibérico, la perdiz pardilla, el gorrión alpino, pico mediano, además, sobrevuelan el quebrantahuesos, el águila real, los buitres, y los alimoches, que anidan en sus paredes escarpadas.

Flora

Existen más de 2.000 especies vegetales identificadas y clasificadas en el Parque Nacional de Picos de Europa, cuya presencia va disminuyendo en la medida que se asciende, de las cuales las más comunes son hayas, fresnos, robles, castaños, acebos y encinas.

En los meses de abril y junio los colores que produce la floración de la vegetación es todo un espectáculo, y en la medida en que se asciende por el parque se observa el cambio de la vegetación, que se adapta a las diferentes alturas y climas propios de cada área.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.