10 consejos para practicar un turismo sostenible

Practicar turismo sostenible

Una de las mayores preocupaciones en la actualidad es el medioambiente, y con este las consecuencias que ha traído el cambio climático como respuesta del planeta a los daños ambientales que históricamente ha ocasionado el hombre, de allí que la inquietud esté presente en todas las actividades, incluyendo el turismo.

Desde comienzos de los años 80 se viene hablando del turismo sostenible, como una actividad que persigue la sostenibilidad, disminuir el impacto negativo sobre el medioambiente y las poblaciones locales, mientras contribuye a producir ingresos y empleo para las localidades donde existen actividades y sitios turísticos.​

Según la Organización Mundial del Turismo, el turismo crece más que la economía o el comercio mundial, lo que supone un impacto en los lugares más visitados, una demanda de servicios y de acondicionamientos que podrían comprometer el medioambiente, entre otros factores.

¿Podemos practicar el turismo sostenible?

La respuesta es y debe ser sí, en función de mantener la actividad y de hacer contacto con diversas culturas, conocer nuevas personas, parajes únicos, pero siguiendo unas pautas que garanticen el respeto y el cuidado del medio ambiente, de la cultura y de los habitantes de la zonas que visitemos.

Hoteles y actividades que no dañen el ambiente

El turismo sostenible empieza incluso antes de llegar al destino, con la contratación del hotel y la planificación de las actividades, haciéndolo con empresas locales que apoyen la economía de la zona.

Muchos hoteles están adoptando esta modalidad, garantizando estadías confortables pero usando energías alternativas y usando productos que no dañan el ambiente, promocionando la gastronomía y el consumo de productos locales, entre otras pautas.

Ubica empresas locales para tus itinerarios

Las empresas de turismo tienden a ofrecer paquetes que incluyen formas de disfrutar de la cultura local, pero es mejor buscar las opciones de empresas locales, a fin de estimular su economía y de beneficiar a los lugareños que estén conscientes de su importancia y acordes con su afán de conservar el entorno.

Viaja en temporada baja

Esa es otra forma de hacer turismo sostenible, pues se consume menos energía, existe menos competencia por los servicios y las actividades, al tiempo que ahorras en la compra de boletos y pago de hotel.

Y no olvides contratar un buen seguro de viaje.

Ubica sitios que no estén saturados

Esto también sirve para ayudar al ambiente de la localidad donde llegues, de manera de evitar la alta demanda de comidas, bebidas, servicios como transporte, sanitarios, lavandería, etc.

Leer sobre culturas y costumbres locales

El turismo sustentable también se fomenta conociendo la cultura, las tradiciones y costumbres de la cultura local, a fin de entender su  importancia, respetar su forma de vida, cuidar su entorno y disfrutar de sus costumbres.

Turismo sustentable y diversión

Practicar el turismo sostenible no es sinónimo de aburrimiento ni de tedio; se trata de disfrutar al máximo los productos y servicios que ofrecen esas localidades, usar sus medios de transporte, consumir sus productos en mercados y locales donde sirvan platos típicos, vive su ritmo de vida y siéntete como uno más de ellos para tener una experiencia completa y enriquecedora.

Turismo sustentable y diversión

Adaptarse a las costumbres

Procura no imponer tus propios hábitos, sino más bien adaptarte a ellos, quienes seguramente tendrán su propia dinámica, tiempos diferentes, formas de asumir sus rutinas, etc. La idea es conocer, disfrutar y adoptar lo mejor de otras culturas; de allí la importancia de informarse previamente y de determinar qué tanto nos gustará estar allí y por cuanto tiempo.

Consume recursos de manera moderada

Servicios como agua, energía eléctrica, transporte, entre otros, son limitados en muchos sitios turísticos de pequeña escala y de comunidades ajenas a las nuestras, por lo que se recomienda el consumo consciente de estos recursos; trata de ahorrar todo lo que puedas.

Ayuda a preservar su entorno

Procura pasar inadvertido, es decir, que tu paso por esos sitios no dejen huellas, pues las pautas del turismo sostenible empiezan por el cuidado que debemos tener con el entorno, alterando lo menos posible los espacios que visitemos, lo cual ayudará a las comunidades a preservar su ambiente, a promover sus bondades y a seguir viviendo económicamente del turismo.

Considerar seriamente hacer turismo sostenible es una acción noble, lo que incluye no tomar como recuerdo o suvenir nada de la naturaleza, seguir las recomendaciones de los habitantes de la localidad y que todo quede igual que cuando llegaste.

No contribuyas al abuso

En algunos países ocurren hechos que van en contra de la integridad de los animales y del medioambiente, no participes en estas ni contribuyas a promover sus prácticas, especialmente en las que no promuevan el desarrollo y la igualdad social y económica de la zona, y que irrespeten los derechos de las personas.

Nunca compres fauna exótica, pues, además de estar en problemas con las autoridades, promueves la alteración del ambiente, ocasionas daños a las especies y no tendrá ningún sentido tener animales separados de su entorno natural.

Adquiere objetos del comercio local

Compra suvenires hechos en las zonas que visites, así estarás fomentado la economía de la zona; cuida que se fabriquen con materias primas legales, que no atenten contra el ambiente local o que afecten a la flora o la fauna.

Recuerda que abundan los sitios exóticos donde venden productos hechos con pieles, plumas, marfil, conchas y demás materiales que no se deben comprar, porque estarías estimulando el delito y la aceleración de la extinción de los animales amenazados.

¿A quién beneficia el turismo sostenible?

Lógicamente que con el turismo sostenible ganamos todos, especialmente se benefician los promotores de los servicios, lo que fomenta la economía de las zonas e impulsa la producción.

  • Promueve la creación de nuevas empresas de turismo local.
  • Estimula la creación de políticas públicas que favorezcan a la población local y que preserven el medioambiente. 
  • Genera empleo directo e indirecto. 
  • Permite la recuperación de áreas tradicionales y de monumentos históricos. 
  • Siembra conciencia sobre la importancia de atender y minimizar los problemas locales. Incorpora a la comunidad en la conservación del ambiente, en la práctica de valores que mantengan la armonía ambiental y de la cultura local. 
  • Fortalece las tradiciones a través de eventos y actividades. 

El turismo sostenible ayuda a preservar las especies animales y vegetales, así como de la cultura y las tradiciones como herencia para las próximas generaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.