Cómo elegir y contratar un buen seguro de viaje

Seguro de viaje

Contratar un buen seguro de viaje es un requisito imprescindible para viajar, en algunos países es solicitado para que los turistas puedan ingresar. No importa si eres la persona más sana y con mejor suerte del mundo, lo que busca un seguro de viaje es poder cubrir situaciones que nadie espera. Con el fin de ser buenos ciudadanos y cuidar vuestra integridad, acá algunos datos que te ayudarán a contratar un buen seguro de viaje y conocer su importancia.

¿Qué debe ofrecer un buen seguro de viaje?

Asistencia médica

Da igual que tu viaje no sea de deporte extremo, nunca sabes en qué momento puedes sufrir de un torcedura de pie, un dolor de muelas o cualquier emergencia. La cobertura sanitaria es lo primordial en la elección de un seguro, porque así viajes con compañía o no, se trata de un país distinto al que no perteneces.

Por otro lado, el coste de medicinas y atención sanitaria varía mucho según donde te encuentres, en algunos lugares tan sólo una tarde es un salario básico en España. Tener que pagar estos servicios por tu cuenta sería acortar tu presupuesto o arruinar el viaje, ármate también con una Tarjeta Sanitaria Europea si viajas por el continente.

Repatriación

Si tu situación pasa a ser crítica y necesitas cuidados pero te encuentras sin compañía, con un seguro que cubra la repatriación te libras de pensar en este lío. Se encargan de regresarte a España si es necesario y tu vuelo está muy lejano de su fecha o bien pueden enviar pasajes para que un familiar se movilice.

Al contratar un buen seguro de viaje, este también debe garantizar repatriación de restos en casos extremos, este es un proceso muy delicado y por lo tanto costoso. En el peor de los casos, imagina que te sucede algo y además de eso, tus conocidos deben correr con los gatos u olvidarse de tu cuerpo. Otro factor de este punto es traslados en caso de evacuación por desastres naturales o que estés lejos de un centro médico y requieras atención.

Cancelación del viaje por tu cuenta

Imprevistos tienen todos, ya sea trabajo, emergencias familiares o un compromiso irrepetible que te haga aplazar tu viaje hasta nuevo aviso y muchas reservaciones no realizan devolución de dinero. Cuando contratas un buen seguro de viaje, la póliza te detalla todos los parámetros en los cuales te devuelven el dinero que ya has dejado en hospedaje y vuelos. De esta forma no lo pierdes, fíjate bien en lo establecido para que sepas en qué momento es posible que te cubran.

Según tu tipo de viaje

Al momento de elegir tu seguro, debes definir qué tipo de viajero eres normalmente, no es igual una póliza para un viaje de aventura, que para uno familiar. Esto igual define el precio final del contrato, así que para viajes específicos que se salgan de tu rutina, puedes contratar un seguro especial por un tiempo limitado. Hay ciertos aspectos que deben cubrir la mayoría de los seguros, como los cuidados médicos, pero algunos hacen énfasis en otros riesgos de acuerdo al tipo de viajero.

Contratar un buen seguro de viaje

Pérdida de equipaje o robo

Esto ocurre en muchos vuelos si tienes que hacer escala en varios aeropuertos, aunque algunas aerolíneas se responsabilizan, otras no y luego quedas en el aire sin tus pertenencias. Más allá de perder tus cosas, en caso de robo de documentos es muy delicado quedar “atrapado” en otro país sin ellos y tener que enfrentar a las autoridades. Contratar un buen seguro de viaje no podrá devolverte tus maletas o documentos, pero sí pueden aliviar la situación y asegurarte regresar sin problemas legales a España.

Motivos para contratar un buen seguro de viaje

  • Es un requisito para ingresar a muchos países: En algunos casos no es obligatorio o sí que puedes saltarte este paso, ya que tener un seguro de viaje va más allá de ser algo impuesto. Aunque no esté establecido en la ley del país, puede ser un punto para que migración no te deje entrar. Hay días y casos en los que tristemente no permiten el ingreso al país a ciertas personas, y se pueden fijar en ti si no traes uno.
  • Un imprevisto cualquiera: Aquí no vale que comas saludable y que tu estadía en el viaje sean un par de días, porque los accidentes le ocurren a cualquiera en cosa de nada. Es cierto que algunas pólizas quedan empolvadas por mucho tiempo y que más vale no tener una emergencia en otro país, pero siempre es mejor prevenir. Además de problemas médicos, protegen tu economía en situaciones de último momento, como una cancelación del viaje por un hecho que no te esperabas y que te impide salir.
  • Serás una persona responsable con tus decisiones: Los accidentes suelen no tener culpables, pero de allí a que tus familiares o cercanos tengan que correr con todos los gastos de cualquier cosa que te pase, es diferente. A cierta edad debes comenzar a asumir tu cuota de responsabilidad sobre tu salud y resguardo de vida en general, aunque los demás te echarán una manita, ayúdales tú igual. Siempre hay que apostar por lo mejor, pero vale más estar preparado y evitar dolores de cabeza a los demás.

Otros tips a tener en cuenta

Algunos detalles en los que fijarte al momento de contratar un buen seguro de viaje y no fracasar en el intento

  • Asegúrate de leer detenidamente los términos del contrato, incluyendo las letras pequeñas, para que más adelante no te lleves una sorpresa. Fíjate en qué incluye y que no, muchas veces está el seguro médico ¿Pero cuanto te cubre? Pregunta e indaga.
  • Si tu presupuesto es reducido, enfócate en que el seguro cubra las cosas más básicas y necesarias para ti. Si eres de los que reserva con tiempo anticipado, entonces consigue uno que te respalde en casos de cancelar a última hora, porque no determinas qué pasará con el tiempo.
  • En momentos de emergencia, guarda copias de todos los papeles en los que aparezca tu nombre e impliquen dinero, para justificar de forma correcta ante el seguro.

Ahora que ya sabes cómo escoger un seguro, seguro que te interesan estos otros artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.