Las cuevas del Drach: navegando entre estalactitas

cuevas del Drach

Las Cuevas del Drach son cuatro cuevas que se encuentran en la isla de Mallorca, en el archipiélago de las Islas Baleares, en España. Están ubicadas en el municipio de Manacor, cerca de la localidad de Porto Cristo y tienen una extensión de 25 metros de profundidad y 2,4 kilómetros de longitud.

Existen dos registros de las exploraciones realizadas a Las Cuevas del Drach. El primero en 1880, realizado por M.F. Will; y el segundo, en 1896, realizado por Édouard-Alfred Martel. En el viaje de Édouard-Alfred Martel y su equipo de espeleólogos franceses, descubrieron una cueva con un gran lago.

Así la cueva pasó a llamarse Cueva de los Franceses en honor a los exploradores y, el lago, pasó a llamarse Lago Martel, en honor al líder de la expedición. Este increíble lago subterráneo es de casi 3500 metros cuadrados, pues tiene unos 115 metros de longitud y 30 metros de ancho.

El archiduque Luis Salvador de Austria fue quien financió los estudios espeleológicos de los franceses Édouard-Alfred Martel y Louis Armand en Las Cuevas del Drach. Las cuevas fueron restauradas de 1922 a 1935 para facilitar las visitas. En esta restauración abrieron una nueva entrada, trazaron caminos y construyeron escaleras.

Posteriormente, la inigualable belleza de las cuevas fue resaltada de forma excepcional por una maravillosa iluminación, que fue proyectada y realizada en 1950 por Carlos Buïgas, un ingeniero catalán. Esta iluminación eléctrica muestra lo excepcionales que son Las Cuevas del Drach, a causa del efecto que ha generado la lluvia desde milenios.

Visita a Las Cuevas del Drach

Vive la naturaleza subterránea mallorquina al máximo explorando los 1.200 metros de sus profundidades, a través de una visita de una hora. La visita consta de un concierto en vivo de música clásica, interpretada por un cuarteto de músicos, y un recorrido en barco por el Lago Martel.

Cueva de los Franceses mallorca

El concierto en el Lago Martel es ofrecido desde 1935 y consta de piezas de artistas como Chopin, Offenbach, Caballero o Pachelbel, con una duración de 10 minutos. Las Cuevas del Drach pueden ser visitadas durante todo el año, así que elige el mejor momento para que navegando entre estalactitas puedas conocer las cuevas.

Las cuatro cuevas

Las cuevas se formaron por la acción de la entrada del agua del mar Mediterráneo, y algunos espeleólogos consideran que su formación data del Mioceno. La temperatura en el interior de las cuevas es de unos 21ºC y la humedad de un 80 %. Las cuatro cuevas, que se encuentran conectadas entre sí, son:

Cueva de Luis Salvador

Esta cueva debe su nombre al archiduque Luis Salvador, quien dio a conocer Mallorca a una multitud de ilustres visitantes, después de financiar viajes espeleológicos a las cuevas. En esta Cueva de Luis Salvador se inicia la visita, donde inmediatamente se siente una alta humedad en el ambiente, la cual es necesaria para el crecimiento de las estalactitas.

Cueva de Luis Salvador baleares

Cueva Blanca

Seguidamente, se entra en la Cueva Blanca, donde abajo y a la derecha se puede ver el “Castillo en Ruinas”. Después se encuentra el “Monte Nevado”, cuyo color blanco lo origina el carbonato de calcio que deja colar la lluvia en su trayectoria sobre las rocas.

Cueva Negra

La Cueva Negra es el siguiente espacio para ver y disfrutar de todas las formaciones de estalactitas y estalagmitas de este maravilloso recorrido subterráneo.

lago martel

Cueva de los Franceses

Cuando se entra en la Cueva de los Franceses, se siente cómo desciende la temperatura, pues esta cueva es el lugar más frío de la visita. Este frío que se siente durante todo el año ayuda a la conservación de las estalactitas.

La octava maravilla del mundo

Las Cuevas del Drach en Mallorca son de lascuevas más visitadas en Europa, por lo que son consideradas por muchos como la octava maravilla del mundo. Pues es, sin duda alguna, una experiencia maravillosa visitar estas cuevas, y descubrir cada vez algo diferente y único, navegando entre estalactitas.

También puedes visitar estas otras maravillas naturales españolas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.